- Instituto Finanzas - http://www.instituto-finanzas.com -

7 tips para reducir el costo de tus seguros.

En nuestra continua búsqueda de llevar correctamente nuestras finanzas personales nos podemos encontrar con que el costo de nuestras pólizas de seguro hace un peso importante dentro de nuestro presupuesto.

 

Veamos a continuación 7 recomendaciones para poner a dieta esos costos y bajar su peso dentro del presupuesto personal:


      1. No pagues doble: muchas personas financian sus pólizas y cargan las cuotas a la TDC, si usted es uno de ellos, sepa que le está pagando intereses al seguro por un lado y al banco por otro. Es preferible cargar las cuotas a una cuenta bancaria.

      2. Analiza tus riesgos: En muchos casos, por desconocimiento, contratamos algunas coberturas que no son necesarias, consulta con tu asesor cada una de las colocadas dentro de tu póliza.

      3. Concentra tus seguros en una sola empresa y un solo asesor: Esto aumentará tu poder de negociación como cliente, pide descuento!!!.

      4. Pregunta por los deducibles voluntarios: Mientras más alto sea el deducible que contratas, más barata es la póliza. Importante: saber que es un deducible.

      5. Evita pólizas de vida temporales: Cuando contrates tu póliza de vida procura que sea de vida universal, ya que, un porcentaje del pago se destina a cubrir costo y otro para acumular fondos que te pertenecen. En las temporales cada pago es destinado 100% a cubrir el costo del seguro.

      6. Cubre un porcentaje: Al momento de asegurar tu casa no declares por debajo de lo que realmente vale para abaratar el costo del seguro, en su lugar, declara el 100% del valor pero contrata un porcentaje con el que te sientas cómodo asegurando, esta modalidad de contratación se llama “Primera Pérdida”.

      7. Cásate y verás: En los seguros de automóvil, se suelen otorgar descuentos para personas casadas. También hay descuento para personas mayores y de sexo femenino.

 

Esta es una dieta que no hace falta esperar al primer lunes de enero para arrancar. Mantenga su presupuesto personal saludable.