- Instituto Finanzas - http://www.instituto-finanzas.com -

Guía para estimar tu capacidad de endeudamiento

 

La mayoría de nosotros nos preguntamos sobre la conveniencia de adquirir una nueva deuda o seguir utilizando las tarjetas de crédito en determinado momento, así que ¿Cómo saber si estoy cerca del límite de endeudamiento que no comprometa mi calidad de vida?

Para responder a esta interrogante, hace falta conocer nuestra situación financiera y personal, siguiendo estos tres pasos:

 

Este es un cálculo sencillo, simplemente suma todos tus ingresos mensuales y aquellos adicionales que obtengas, como por ejemplo tickets de alimentación, actividades extras a tu ocupación profesional, entre otros.

En este punto es importante sumar todos tus créditos, es decir, conoce el saldo total de las deudas (conoce tus pasivos), identifica cada tasa de interés y vigencia. Esto te permitirá tener conocimiento pleno de tu situación crediticia.

Ahora bien, para cada una de las deudas, conoce las cuotas de pago mensuales que posees y súmalas para tener un monto total. De esa forma conocerás lo que tienes comprometido en obligaciones cada mes.

En este paso, simplemente tendrás que dividir el total de la suma de tus cuotas de pago mensuales entre tus ingresos mensuales, y luego para obtener un porcentaje, solamente multiplícalo por 100.

Por ejemplo, si una persona identifica cuotas de pago mensuales por 1.500 U.M (Unidades de Moneda)., y su ingreso mensual es de 6.000 U.M. su nivel de endeudamiento será de 25%.

(1.500/6.000 = 0.25 x 100 = 25%)

Ahora bien, tener un nivel de endeudamiento por debajo del 20% se puede considerar sano y totalmente manejable para nuestras finanzas, los problemas empiezan cuando se sobrepasa el 35%, nivel que puede considerarse como el límite máximo para tener tus finanzas personales bajo control, permitiendo cubrir los gastos corrientes y dedicar otra parte a nuestro fondo de ahorro.

Sin embargo, esto podría variar, dependiendo de la situación personal, edad, situación económica del país, inflación, etc. Veamos algunos casos:

a.- ¿Vives con tus padres o familiares?: en este escenario, generalmente la persona podría tener bajos gastos de vivienda y puede lograr optimizar la mayoría de sus gastos corrientes como los de alimentación, transporte, entre otros, por lo que temporalmente puede sobrepasar este nivel máximo recomendado de endeudamiento del 35%. De esta forma podrías adquirir créditos que te permitan apalancarte para ir creando un patrimonio personal, como tu primer vehículo o vivienda, un crédito educativo para realizar un postgrado ó un crédito para adquirir activos productivos o emprender un proyecto.

No aconsejamos que te sobre-endeudes en artículos de consumo o servicios, en los que puedas comprometer tus ingresos futuros.

b.- ¿Formaste una familia?: Si diste el feliz paso de crear una familia, te aconsejamos tener como nivel máximo el 35%. Esto debido a que los gastos fundamentales familiares se incrementan y es necesario ahorrar para crear un fondo de contingencias, educación de los hijos y retiro. Si bien la frontera del 35% puedes cruzarla temporalmente por períodos de corto plazo (un año), por ejemplo para comprar una vivienda principal o emprender un negocio, es importante no perder el objetivo que será por poco tiempo.

c.- ¿Te acercas a tu etapa de retiro?: en este caso, tu nivel de endeudamiento debería estar alrededor del 20%, de esta manera podrás disfrutar tranquilamente de tus años dorados.

 

Te invitamos a sacar tus cálculos para que de esta forma puedas tener las deudas bajo control, siempre acorde a tu capacidad de endeudamiento y continuar el camino hacia la libertad financiera y una mejor calidad de vida.