- Instituto Finanzas - http://www.instituto-finanzas.com -

Las reglas de oro para el manejo de tu dinero

Los conocimientos y destrezas relacionados con el manejo del dinero son, sin duda, fundamentales para que puedas desarrollar todo tu potencial y alcanzar tus metas de vida. En Reino Unido, por ejemplo, una encuesta aplicada recientemente concluyó que a los adultos les habría gustado empezar a recibir educación financiera a una edad temprana, ya que eso les habría ayudado a cometer menos errores en el manejo de su dinero. Para que puedas tener la ventaja, hay varias “reglas de oro” que te deseamos compartir en este artículo.

 

Regla 1: Participa en las decisiones financieras de tu hogar

Para aprender a administrar tu dinero, es importante que te incorpores en el proceso de toma de decisiones financieras de tu hogar y compartas con tus padres la responsabilidad de cuidar de las finanzas familiares. Conversa con ellos sobre cuáles son los principales gastos que tienen como familia y cuáles son los ingresos regulares que reciben.

Con esta información tendrás claro con cuánto dinero cuentan, cuáles son las obligaciones que tienen e incluso decidir juntos qué pueden hacer con los excedentes, si sobra dinero luego de pagar estos compromisos.

El ejercicio de poner en blanco y negro toda esta información es lo que se llama elaborar un presupuesto, herramienta indispensable para cuidar tu dinero y aprender a manejarlo conscientemente.

 

Regla 2: Ejercita tus responsabilidades financieras estableciendo metas

Las responsabilidades financieras no deben causarte miedo a ti o a tus padres. Por el contrario, es una excelente oportunidad para que refuerces valores como la responsabilidad, disciplina y compromiso con las metas establecidas y ética, entre otros; mientras vives la experiencia de administrar tu dinero con la orientación de personas que se preocupan por tu bienestar.

Las metas son aquellas cosas que deseamos alcanzar y que requieren que, de forma disciplinada, establezcamos un plan para lograrlas. Las metas deben ser claras y factibles de alcanzar y te permitirán comprender el valor del trabajo y del dinero como herramienta para lograr aquello que te propones y mejorar tu calidad de vida y no como un fin en sí mismo.

 

Regla 3: Ahorra para alcanzar tus metas

El hábito del ahorro es un componente fundamental del kit de conocimientos financieros básicos. El ahorro siempre debe estar relacionado con una meta u objetivo, pero también requiere que tengas claro la forma cómo, paso a paso, vas a lograr juntar el monto total de dinero que requieres para alcanzar esa meta. Esto quiere decir, que aprenderás que existe una conexión directa entre tu esfuerzo y la recompensa, que es el logro de tu objetivo.

Ahorrar es la práctica más poderosa para fortalecer virtudes como la paciencia, la perseverancia y el establecimiento de metas a futuro. Y todas estas virtudes son esenciales para desarrollar la disciplina que se requiere para lograr objetivos más ambiciosos que seguro tendrás más adelante como, por ejemplo, ir a la universidad, hacer un curso, hacer un postgrado, comprar un carro o una casa.

 

Regla 4: Adquiere instrumentos para manejar tus finanzas

Cuando sea posible, pide a tus padres o a tu representante que te acompañen a abrir tu primera cuenta de ahorros, así podrás aprender cómo operan los bancos y los servicios que prestan y, adicionalmente, te permitirá contar con una tarjeta de débito para manejar tu dinero a través de cajeros automáticos, puntos de ventas en los comercios y a tener acceso a la banca electrónica.

Un estudio llevado a cabo en 2015 en varios países, demostró que el tener una cuenta de ahorro ayuda a los jóvenes como tú a desarrollar habilidades financieras. Con la cuenta y la tarjeta de débito, podrás planificarte mejor y serás más ágil en el manejo de tu dinero, pero también tendrás que adoptar nuevos hábitos de seguridad, como proteger tu tarjeta y tus datos bancarios para que no seas blanco fácil de un fraude.

Algunas entidades financieras ofrecen cuentas especiales para jóvenes. Te invitamos a buscar información al respecto para que tú y tu representante aprendan cómo obtenerla.

 

Cuando de finanzas personales se trata el tiempo siempre es tu mejor aliado, aprovéchalo y empieza hoy mismo a adquirir conocimientos en esta área, habla con tus padres acerca del manejo del dinero y planifica tus objetivos. Juntos podrán aprender a utilizar el dinero como una herramienta para alcanzar metas a futuro.