- Instituto Finanzas - http://www.instituto-finanzas.com -

Perfil de una persona sobre endeudada

 

Martín, padre una niña y casado desde hace 4 años, ha tenido una carrera profesional exitosa y actualmente trabaja como gerente en una compañía de servicios de mantenimiento petrolero. A simple vista lleva una vida envidiable, pero tiene un problema, está sobre endeudado. Desde hace varios años ha venido acelerando sus gastos corrientes y financiándose para ello. Martín ha estado acostumbrado a darse ciertos gustos, tanto personales como familiares, viajaba con su familia con frecuencia, siempre al día con todos los aparatos tecnológicos del momento, comidas en restaurantes, regalos, eventos, junto a algunos excesos, entre otros.

Sus únicos activos son su vivienda, la cual mantiene una hipoteca y el vehículo, del que también debe cerca de la mitad de su valor. Siempre está pensando en la adquisición de otros activos y su gran proyecto es iniciar su propio negocio.

Los grandes problemas de Martín empezaron cuando se dejó llevar por el consumo desenfrenado, gracias a la buena línea de crédito que fue obteniendo a lo largo del tiempo, el cual le permitió tener límites de tarjetas de crédito en varios bancos, cuya suma equivale a 11 veces su ingreso promedio mensual.

Los pagos mínimos de sus tarjetas, el crédito de la vivienda y del vehículo, junto a otros créditos personales, llegó representar el 75% de sus ingresos. El punto de quiebre fue cuando llegó a realizar con frecuencia avance de efectivo de una tarjeta para pagar la cuota de otras. Su calidad de vida empezó a deteriorarse, se sintió atrapado y empezó una etapa en la que sus ingresos no alcanzaban para cumplir con los gastos básicos familiares y personales.

En los próximos meses, bajo de peso, sufría de depresión, no podía conciliar el sueño pleno y empezó a tener discusiones familiares; intentó obtener otros ingresos alternativos a su trabajo, incluso cambiar de empleo, pero su preocupación y estrés financiero no le permitía pensar claramente, era notable su desesperación, ya había caído en el peligroso abismo del sobre endeudamiento.

El problema de este tipo de situaciones, es que Martín se dejó llevar por una vida basada principalmente en el consumo de gastos corrientes y no aprovechó su buena línea de crédito para adquirir activos productivos, nunca se preocupó por saber su relación de créditos vs ingresos mensuales, cómo estaba compuesto su patrimonio personal, sus créditos, ni cuál era su situación financiera para frenar a tiempo el ritmo acelerado de endeudamiento.

El crédito siempre va a ser la mejor herramienta que disponemos para nuestro crecimiento personal y patrimonial, sin embargo, si no se usa con responsabilidad, puede ocurrirnos la situación de Martín. Un error frecuente, es asumir la línea de crédito como una extensión de nuestros ingresos y no es así; los créditos son compromisos que estamos asumiendo, los cuales tienen un costo asociado que pagamos por él. Los intereses.

  

¿Qué puede hacer Martín?

El perfil financiero de Martín, puede llegar a ser más común de lo que se piensa. Es por ello, que si te encuentras en una situación similar, lo primero que debes hacer es reconocer que tienes un problema de sobre endeudamiento, y que debes entrar de inmediato en “tratamiento financiero” con el fin de mejorar tus finanzas personales y calidad de vida. Enfócate en lo siguiente:

  1. Debes realizar los pasos básicos de identificar tus gastos para ordenar tu patrón de consumo y desechar gastos innecesarios, de manera que optimices tus gastos y consumos, para lograr excedentes que irán directo a disminuir tu deuda. Evalúa vender artículos que no necesites, esto contribuirá en los ingresos.
  2. Haz una lista detallada de todas tus deudas, que contenga el saldo de la deuda, la tasa de interés cobrada, el plazo que queda al vencimiento y las cuotas de pago mensual correspondientes.
  3. Lo siguiente es reestructurar tu deuda actual, reúnete con tu banco y plantéales el problema, lo ideal es consolidar y refinanciar algunos créditos por un nuevo periodo, esto te permitirá bajar temporalmente el monto de las cuotas de pago. Sólo quédate con 2  tarjetas de crédito y pide ajustar tus límites de crédito a niveles razonables. De manera que puedas evitar tentaciones, pero al mismo tiempo estar preparado para una emergencia. Las tarjetas y los créditos personales son las que poseen la tasa de interés más alta, por lo que deben ser los primeros a pagar.

Una vez la carga de endeudamiento represente no más del 35% de sus ingresos, Martín podrá empezar a realizar nuevos cambios en sus finanzas y enfocarse en sus metas de largo plazo como la de iniciar su propio negocio.

Le invitamos a reflexionar sobre la importancia en la responsabilidad crediticia, de manera que pueda siempre disfrutar una calidad de vida  sostenible en el tiempo.